Tributo a Martín Chambi “El poeta de la luz”

Written by admin on . Posted in Actualidad

Escribe:  Mario Ramos Tacca

Al conmemorar 39 años del fallecimiento del célebre fotógrafo puneño Martín Chambi, me sumo a esa larga lista de homenajes póstumos que se le rinde en el Perú y el extranjero, al peruano universal, en reconocimiento a su extraordinaria trayectoria artística. Es el fotógrafo indígena más reconocido por sus fotos de profundo testimonio social, histórico y étnico, ha retratado con realismo estremecedor a la sociedad agraria y urbana de los Andes peruanos; es más, supo captar a través de su maravilloso lente la estructura y raíces del Perú profundo en una época en que las diferencias sociales y económicas caracterizaban a un país que salía de una grave crisis socioeconómica y se desligaba de su condición dependiente y pugnaba por construir su perfil socio-económico y cultural en el contexto latinoamericano. Natural de Coaza, provincia de Carabaya, nació un 5 de noviembre de 1891 en el seno de una familia de campesinos quechua hablantes, A sus escasos catorce años emigra de su tierra natal para buscar empleo en las mineras que operaban en los condominios de  la selva de Inambari. Será allí donde se contacta por primera vez con la fotografía y recibe la chispa mágica que enciende su talento para pulirla en el estudio de Max T. Vargas, en Arequipa donde llega a inicios de 1908.

Alrededor de 1917, Chambi abandona Arequipa para dirigirse hacia la conquista del Cuzco, lugar que ya se abría a los ojos del mundo como capital arqueológica de América. Dicho sea de paso, fue el primer fotógrafo peruano que dio a conocer, al mundo la primera fotografía en blanco y negro de Machupicchu, esa hermosa ciudadela, que posteriormente se convertiría en la sétima maravilla del mundo.

En ese trayecto radica un tiempo en Sicuani, donde instala su primer estudio fotográfico. Una vez experimentado un nivel de madurez y profesionalismo en el arte fotográfico y habiendo deslumbrado a las exquisitas clientelas de las sociedades europeizadas de esa época con sus fabulosas tomas, decide migrar en definitiva al Cuzco en 1920. En su estudio instalado en la calle Marqués, realizará el trabajo más fructífero y significativo de toda su vida, dando a conocer al mundo la riqueza cultural del Perú. Muy rápidamente logrará ubicarse en la cima de los artistas más consagrados del país, de modo que ese prestigio alcanzado lo lleva a mostrar al Perú de la época en múltiples exposiciones en el extranjero. Fueron algo de 50 años de incansable trabajo fotográfico en el Cuzco, lapso en el que recogió el testimonio de un incomparable legado étnico, cultural y social del Perú de inicios del siglo XX. Es de mencionar que fue el primer fotógrafo peruano que dio a conocer, al mundo la primera imagen en blanco y negro de Machupicchu, esa hermosa ciudadela, que posteriormente se convertiría en la sétima maravilla del mundo.

 Creo no es iluso mencionar que estamos hablando de uno de los puneños más representativos del siglo pasado, en cuanto a fotografía indígena se refiere. Es el primer fotógrafo que “mira a su gente con ojos no colonizados” diría la fotógrafa argentina Sara Facio cuando en su columna de Internet releva de modo exultante la figura de Martín Chambi. Del mismo modo Chambi en 1936 declara contundentemente: “He leído que en Chile se piensa que los Indios no tienen cultura, que son intelectual y artísticamente inferiores en comparación a los blancos y los europeos. Más elocuente que mi opinión, en todo caso, son los testimonios gráficos. Es mi esperanza que un atestado imparcial y objetivo examinará esta evidencia. Siento que soy un representativo de mi raza; mi gente habla a través de mis fotografías” También un estudioso extranjero dedicado a Chambi es Fidel Dolorier de la Universidad de Berkeley en California, quien en la presentación de su Web dedicada a Chambi comenta: “ … es un humilde tributo a un peruano como pocos, Martín Chambi, cholo maravilloso y universal como Vallejo”. De otro lado, Andrés Garay Albújar, en un artículo que lleva por título: El fotógrafo Martín Chambi a la luz de sus cuadernos personales, publicado en la Revista Alemana “Humboldt” del año 2007 dice: “En los primeros meses de 1920 llegó a la estación del tren de Cuzco un hombre de raíz indígena acompañado de su esposa, sus tres primeros hijos, unas pocas valijas y una caja con equipos de fotografía. Nadie los esperaba. Nadie pensaba que en ese momento se instalaba en la ciudad el que sería uno de los fotógrafos latinoamericanos más importantes e influyentes del siglo XX”. Tal vez, nuestro peor error sea no reconocer la vigencia y fama de Chambi en el momento actual, y es que la imagen del mundo andino que Chambi perennizó en sus fotografías, a nuestro modo de pensar, no ha cambiado demasiado debido a las fracturas socioeconómicas y culturales que aún caracterizan a este país. En ese sentido, es deber de todo buen coaceño y puneño seguir enarbolando la figura de este magnánimo artista de la fotografía indigenista. Unas semanas antes de que saliera la tercera edición de Alborada Andina, exactamente el 10 de febrero de 2008, fui gratamente sorprendido por la extraordinaria edición dominical del Diario Los Andes de Puno que en su portada y página central le dedican un merecido reconocimiento a Martín Chambi, quiero elogiar la postura de la señora Elda Loza Guerra, quien ha dirigido acertadamente su artículo y a través de él hace un serio llamado a todos los puneños a reivindicar la imagen de Martín Chambi. Cuzco ya ha hecho demasiado por su parte declarándolo su hijo predilecto, erigiéndole monumentos y gritándole además al mundo que Chambi es cuzqueño, es cierto que allí vivió una buena parte de su vida y allí también floreció su talento incomparable, pero no olvidemos que es coaceño e hijo de Tunupa, orgullezcámonos los puneños de tener grandes artistas, literatos e intelectuales de talla mundial como Martín Chambi que han brillado con luz propia en muchos escenarios del Perú y el mundo. Finalmente termino diciendo como cuestión concluyente que un 13 de septiembre de 1973, fallece en Cuzco donde permanecen sus restos hasta el día de hoy.

 

“Efraín Miranda habla con el verso, Martín Chambi lo hace con la imagen”

“One day Chambi will be recognized as one of the most coherent and profound creators photography has given this century.” (Un día Chambi será reconocido como uno de los más profundos y coherentes creadores que la fotografía haya dado este siglo) Edward Ranney (Fotógrafo Norteamericano)