Author Archive

GRAVE CONTAMINACIÓN DE NUESTROS RÍOS

Written by admin on . Posted in Actualidad

contaminacion

Escribe: Alfredo Palacios Dongo

contaminacion
En febrero pasado la Autoridad Nacional del Agua (ANA) presentó la Estrategia Nacional para Mejoramiento de Calidad de Recursos Hídricos incluyendo información sobre el monitoreo (hasta finales del 2015) de 125 cuencas (unidades hidrográficas) que representan el 84% de las 159 que existen a nivel nacional. Según la responsable del Área de Gestión Operativa de la Calidad de Recursos Hídricos de este organismo, Paola Chinen, más de 100 ríos monitoreados en dichas cuencas presentan contaminación con altos niveles de Coliformes termotolerantes (fecales) y metales pesados (plomo, arsénico, cadmio). Pero además la mayoría de ríos están afectados por aguas residuales (solo 48% reciben tratamiento), minería ilegal (materiales contaminantes), pasivos ambientales mineros (8,000), hidrocarburíferos (derrames) y agrícolas (residuales de agroquímicos).

Entre los ríos más afectados por vertimiento de aguas residuales sin tratar (domésticas, industriales, agroindustriales, mineras), y residuos sólidos, figuran el Rímac (sus 127 km afectados), Huallaga, Ucayali, Amazonas, Mantaro, Madre de Dios, Chili, Santa, Piura y LLaucano. En Puno, presentan gran contaminación la cuenca del río Coata, Llallimayo, Chapacalpa y Pataqueña. Los ríos más afectados por la minería ilegal se encuentran en Madre de Dios (Madre de Dios, Huepetuhe, Las Piedras, Tambopata, Malinowski), en Ucayali (Abujao) y en Puno (Ramis). En la Costa presentan alto grado de contaminación, además del Rímac, Puyango, Chira, Chipillico, Moche, Parcoy, Santa, Aija, Cañete, Pisco, Locumba, entre otros.

El Anuario de Estadísticas Ambientales 2015 del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) incluye el informe ambiental de la ANA, resaltando sobre la mala calidad del agua en nuestro país por una descarga anual de 960.5 millones de m3 de desagüe sobre el agua superficial, subterránea y marina, de los cuales 64% provienen de desagües domésticos, y el resto de efluentes mineros, industriales, pesqueros, agrícolas y petroleros.

Bajo este panorama, a pesar de una vasta normatividad sobre conservación, gestión, aprovechamiento y recuperación de recursos hídricos (ley 29338 y su reglamento, política y estrategia nacional, plan nacional, estrategia nacional para el mejoramiento de su calidad, etc.) continúa incrementándose la contaminación en los ríos por falta de: gestión, financiación, calidad técnica, políticas públicas eficientes, sensibilización pública, entre otras razones, causando efectos negativos al medio ambiente, fauna y flora acuática, salud poblacional y ecosistema circundante. Y a pesar de la gravedad de este problema ningún candidato a la presidencia ni siquiera lo ha mencionado.

Tomado de: http://www.planteamientosperu.com

¿COMER CARNE NOS HIZO INTELIGENTES?

Written by admin on . Posted in Actualidad

ARSUAGA

Escribe: Carlos Alberto Marmelada
Centro Educativo Mestral de Igualada, Barcelona, España.

ARSUAGALa inteligencia abstracta es lo que más nos diferencia de los restantes animales. Su origen continúa siendo un misterio sujeto a debate. Hay quienes afirman que emergió paulatinamente. En este sentido se ha propuesto que incorporar la carne a la dieta de los homínidos pudo haber sido el detonante que la hizo surgir. Pero esta hipótesis tiene sus lagunas.

Resulta evidente que la gran diferencia entre los humanos y los demás primates radica en la inteligencia abstracta que tenemos; y, sin embargo, aún no existe una definición de la inteligencia en la que todos los especialistas implicados desde los múltiples campos de saber humano estén totalmente de acuerdo. De hecho, algunos científicos incluso creen que jamás podrá lograrse (Calvin, 1994).

De todos modos no podemos evitar preguntarnos: ¿Cuándo empezamos a ser inteligentes los humanos? ¿Cómo apareció nuestra inteligencia? ¿Lo hizo paulatinamente o de forma abrupta? El debate, lejos de estar resuelto, sigue siendo motivo de controversia. A partir de finales de los ochenta del siglo pasado, pero sobre todo en los noventa, fue tomando cada vez más cuerpo una explicación de corte naturalista emergentista, en la que algunos científicos sugerían que un cambio en la dieta de los homínidos que introdujo el consumo relativamente abundante de carne habría dado lugar a cerebros más grandes en los que habría podido empezar a emerger la inteligencia.

Entre estos científicos destacan Leslie C. Aiello y Peter Wheeler (Aiello & Wheeler, 1995). Según estos autores, individuos con cerebros relativamente grandes tendrían la inteligencia mínima para ser los primeros en fabricar herramientas con las que romper las cañas de los huesos para poder acceder al tuétano, en donde se hallan los nutrientes más energéticos. De este modo, una alimentación rica en grasas animales y en proteínas permitiría un aumento progresivo del volumen cerebral. Y con dicho incremento, un desarrollo progresivo de la inteligencia. En España esta tesis llegó al campo de la divulgación científica de la mano de Juan Luis Arsuaga a través de su libro: Los aborígenes. La alimentación en la evolución humana (Arsuaga, 2002).

No cabe duda de que la incorporación, en cantidades importantes, de productos alimenticios de origen animal a la dieta de los homínidos supuso el primer gran cambio en la historia de la alimentación humana. Es posible que los australopitecos ya carroñearan algo, de hecho los chimpancés cazan colobos rojos de tanto en tanto, e incluso se afirma que Orrorin tugenensis, hace seis millones de años, ya consumía algo de carne procedente del carroñeo. Pero fueron Homo habilis y Homo rudolfensis los primeros en incorporar cantidades de carne relativamente grandes a la dieta de los homínidos, procedentes del carroñeo activo.

La sustitución de una dieta casi exclusivamente vegetal (como la que tenían los australopitecos), muy rica en celulosa, por otra en la que la carne, rica en proteínas, desempeñaba un papel esencial (como la que adquirieron los primeros humanos y, a partir de ellos, todas las demás especies de Homo), ciertamente facilitó el aporte energético necesario para que aumentara el volumen del cerebro y disminuyera la longitud de los intestinos.

A partir de este dato empírico, algunos han querido ver en este cambio de orientación en la dieta de los homínidos la causa remota del origen de la inteligencia humana (Leonard, 2002). Los hay también que, yendo un paso más allá de la tesis citada, sostienen que la alimentación jugó un papel tan importante en la evolución humana como para ser la causa de la aparición del lenguaje oral (Richard Byrne, entrevista en La Vanguardia, 16.X.2002).

Sin embargo, la teoría de que comer carne contribuyó de forma esencial a que fuéramos inteligentes no es unánimemente aceptada. Por ejemplo, el genetista Stephen Oppenheimer se pregunta por qué los carnívoros por antonomasia, como los leones o la hienas, no han desarrollado una inteligencia como la nuestra (Oppenheimer, 2004). Oppenheimer observa que “para establecer una conexión directa entre dieta carnívora, empeoramiento del clima y crecimiento encefálico necesitaríamos hacer comparaciones con primates exclusivamente vegetarianos del mismo entorno y del mismo período”. Como no tenemos cráneos fosilizados de primates no homínidos de menos de ocho millones de años de antigüedad, es fácil ver las dificultades a las que nos enfrentamos a la hora de establecer hipótesis en torno a los factores que desencadenaron el gran aumento del tamaño del cerebro.

En fin, ¿por qué creció nuestro cerebro y no el de otros carnívoros por excelencia? Se ha respondido que el aumento del cerebro se pudo deber al carácter social de los primates, pero: “el cerebro del aye aye tiene, con mucho, el mayor tamaño relativo encontrado entre los prosimios, con un valor próximo a la media de los primates no prosimios. Pero posee hábitos solitarios, de modo que la complejidad social no puede explicar su cerebro sobresaliente” (Martin, 2000).

Por otra parte, no todos los científicos están de acuerdo en que el cerebro humano no haya hecho otra cosa más que crecer en los últimos dos millones y medio de años. Robert D. Martin afirma que: “cada vez hay más pruebas de que el cerebro de los componentes de nuestra propia especie Homo sapiens era antes mayor que ahora”, concluyendo que “los cambios de mayor trascendencia para la sociedad humana han ido acompañados de un descenso progresivo de nuestro tamaño cerebral” (Martin, 2000).

Además, la hipótesis del surgimiento de la inteligencia por consumo de carne representa un razonamiento circular. Según esta hipótesis, el consumo de grandes cantidades de carne sería posible gracias al hecho de tener unos cerebros voluminosos que permitirían tener el mínimo de inteligencia para poder fabricar las herramientas que posibilitarían descuartizar y descarnar los restos de grandes animales. Pero no hay que olvidar que el presupuesto básico de esta hipótesis es que los grandes cerebros se consiguen tras consumir carne. En definitiva: la conclusión de la hipótesis es, también, la premisa de la que se parte. Arsuaga ya se había dado cuenta de esto mismo al afirmar que este tema es como la pescadilla que se muerde la cola (Arsuaga y Martínez, 2006).

Tras distinguir entre un escenario evolutivo hipotético y lo que es una verdad científica firmemente establecida a partir del análisis de datos objetivos, cabe afirmar que la ciencia aún no puede, hoy por hoy, determinar cómo surgió la inteligencia humana.

Referencias

Aiello, L.C. and P. Wheeler (1995) The expensive tissue hypothesis: the brain and the digestive system in human and primate evolution. Current Anthropology, 36, 199-221.

Arsuaga, J. L. & Martínez, I. (1999 ) La especie elegida. Madrid: Temas de hoy.

Arsuaga, J. L. (2002) Los aborígenes. La alimentación en la evolución humana. Barcelona: R.B.A.

Calvin, W. H. (1994) Aparición de la inteligencia. Investigación y Ciencia, 219, 79-85

Leonard, W. R. (2002) Food for thought. Dietary change was a driving force in human evolution. Scientific American, 287, 106-112.

Martin, R. D. (2000) Capacidad cerebral y evolución humana. En Los orígenes de la humanidad, Investigación y Ciencia, Temas 19, 54-61.

Oppenheimer, S. (2004) Los senderos del Edén. Orígenes y evolución de la especie humana. Barcelona: Ed. Crítica.

Tomado de: wwwcienciacognitiva.org

¿Padecemos en el Perú del síndrome colonial?

Written by admin on . Posted in Actualidad

Gente urbana
Escribe: Pablo Najarro Carnero
Gente urbana

                                         Gente urbana

¿Sufre usted del síndrome colonial?

“El peruano de hoy se siente peruano, se sabe peruano, pero actúa como un paria. Ni se da cuenta de su realidad. Cada día come y bebe lo que su explotador le da a tragos largos. Come TV basura. Se intoxica con las noticias que le muestran muerte y violencia, se vuelve violento y los que gobiernan y los expertos “no se explican” el porqué de tanta violencia. La saben, ellos la producen, ellos la quieren. El sistema funciona a la perfección. Ha logrado – el sistema – procrear una generación neutra en su pensar y sentir. Una generación que no se siente parte de una sociedad, una generación que no sabe, peor aún, no le interesa la misma sociedad. Vegeta al ritmo de las olas mefíticas y es feliz.”

Durante mucho tiempo, en mis disquisiciones sobre el porqué de las asimetrías en el pensamiento político social en nuestra sociedad, y me refiero a los ciudadanos de a pie, incluyendo también en mis cavilaciones a los que se pueden considerar cultos de alguna manera, he llegado a la conclusión que en general, los peruanos, me excluyo, por lo que expondré ut infra, después, que padecemos de un síndrome al que he venido a llamar “síndrome colonial”. Y si la cosa es hablar de los peruanos, aquí, por sentimiento me incluyo, haré un recuento sucinto de los hechos históricos que me llevan a proponer esta hipótesis de estudio.

Allá, por noviembre del 1532, cuando las huestes españolas se toparon con formaciones incas, podemos decir que se da el encuentro de dos culturas; una organizada y socialista, la otra ávida de riqueza e inhumana. No éramos un ejemplo de vida social, de derechos humanos, pero era la época y el contexto. Con la captura de Atahualpa aparece por vez primera en la historia proto peruana, el sentimiento de venganza en la que no importa unirse al enemigo o invasor con tal de recuperar derechos. Pasada la lucha fratricida entre Huáscar y Atahualpa, vencedor el último, abandona la capital imperial pero previamente aniquila todo rastro sanguíneo del cuzqueño. Asestada la ignominia, los rezagos parentales de Huáscar buscan recuperar su poder perdido. Recurren al conquistador ofreciéndole ayuda, para en su ingenuidad, reponer en el poder a uno de sangre real cuzqueña. El español matrero se da cuenta de las ventajas que supone este pedido. Con una soldadesca mínima no podría sostener una lucha, una conquista. Acepta el ofrecimiento. Debemos saber, que a esta propuesta se unen al grueso del ejército español pueblos que habían sido súbditos a la buena y a la mala del imperio inca, que con la llegada de los peninsulares, pensaron, también ingenuamente, que aliándosele tendrían una salida al yugo tawantinsuyano. Aquí tenemos un primer momento de subyugación voluntaria a un nuevo poder. Aliarse quizá por necesidad o por interés, tan humano como la historia misma. ¿Cómo entender esto?.

La independencia, como pocos saben, no fue el ideal libertario como reacción ante la conquista que destruyó la identidad incásica. No fue un cansarse o reconocer el abuso del que fuimos objeto. La independencia tuvo un motivo económico. El modelo monárquico virreinal era extractivista, explotador, dejaba poco margen de ganancia dineraria a los criollos y españoles. Más sufrían los criollos que los mismos españoles, que en el limbo de su identidad, no podían acceder a los beneficios que significaba haber nacido en la península. El ibérico tenía beneficios en los cargos políticos y económicos, incluso religiosos. Al criollo, al hijo de español, sólo le quedaba lo que el poder dinástico y de linaje le dejaba. En lo económico podía ganar, pero debía pagar los quintos reales, los impuestos que para él tenían otro precio. El español no pagaba, el criollo sí. Incluso, no pocos incásicos quisieron, vía económica o legal, hacerse de los beneficios españoles. Las luchas de Tupac Amaru II y de muchos otros buscaron ese reconocimiento que les significaba poder acceder, por ejemplo, a una educación en los colegios para descendientes de incas. Una manera de recoger las hilachas del poder. Ser parte del poder. Algunos lograron ser parte de la milicia española por esa vía. Es el caso de Mateo García Pumacahua que llegó a obtener el grado militar de Brigadier; en su momento fue persecutor de Tupac Amaru II. El motivo genuino de la independencia fue entonces, económico, no querer pagar impuestos a la corona española. La constitución de Cádiz (1812), allá en España, con sentido liberal, abrió la puerta a los criollos americanos a sentirse con derechos a un mejor status económico. Abolida la susodicha constitución con el retorno a la monarquía de Fernando VII, las cosas volvieron a fojas cero.

Necesario el preámbulo para explicar un segundo momento de subyugación. 

Si bien el deseo emancipador era más político y económico que de identidad, aunque se usó el concepto, hubo muchos que no quisieron dejar de sentirse vasallos, no quisieron sentirse autárquicos, libres. Quisieron seguir siendo parte de una establishment que daba el prestigio de tener como líder no a un hombre, sino a un rey, con lo divino que esto supone. Otros quisieron un nuevo modelo social autónomo. Fueron pocos y su lucha costo mucho. Otros ya habían avanzado en el modelo autónomo y libre como Argentina, Chile, Colombia y Venezuela. Justamente desde esas tierras viene el apoyo a la causa independentista. Pero muchos no quisieron esa independencia. Intelectuales, blasonados, religiosos y criollos incluso, se resistieron a este nuevo modo de vivir que suponía mejor distribución de la riqueza, que las ganancias quedaran en estas tierras, una mejor justicia social. Pero muchos, ya más americanos que españoles, incluso con sangre andina en sus venas, quisieron seguir siendo parte de una monarquía absolutista. Se logró la independencia, pero el arreglo final en la capitulación de Ayacucho, post batalla, dejo a los blasonados y españoles que quisieran quedarse en el Perú, como dueños de sus tierras. Así. Vean como quedó la susodicha acta firmada por Canterac a nombre del Virrey La Serna y de España. Decía que: La capitulación (es) únicamente del ejército bajo su mando, la permanencia (de tropa) realista en el Callao y el nacimiento de Perú a la vida independiente, con una deuda económica a los países que contribuyeron militarmente a su independencia (Argentina, Chile, Colombia y Venezuela). Que, (se haría) la entrega de las plazas realistas a las autoridades peruanas. Que, (aceptamos) el reconocimiento peruano de la deuda que las guerras independentistas generaron en España. (o sea debíamos pagarles por los gastos que ellos hicieron para mantener la monarquía). Que, El (nuevo) estado peruano cubriría los gastos del retorno (A España) de los españoles (que quisieran irse). Bien decía el cojo Larriva1  que “Cuando de España, las trabas en Ayacucho rompimos, otra cosa más no hicimos que cambiar mocos por babas. Nuestras provincias esclavas quedaron de otra Nación. Mudamos de condición, pero sólo fue pasando del poder de Don Fernando al poder de Don Simón”. La asimetría continuó. Nada cambio. ¿Cómo entender esto?.

Una anotación más, y puedo citar más. En la infausta guerra contra los capitales ingleses, léase con Chile, allí también hubo hombres que optaron por apoyar al usurpador. Les dieron sus dadivas, respetaron sus posesiones de casa y terrenos, pero a cambio ofrecieron la cabeza de quienes luchaban en resistencia heroica frente al invasor chileno. Es el caso del presidente durante la guerra Miguel Iglesias Pino de Arce. Este innombrable organizaba aparentes conversaciones con el mariscal Andrés A. Cáceres para ganar a los chilenos, pero la realidad, y hoy hay testimonios escritos de su felonía, lo que buscaba era que Cáceres se acercará a Lima para que fuese capturado y eliminar así la resistencia que hacía con la campaña de La Breña. Este indigno al terminar su vida política se fue del país y huyó a España, si a España. Regresó al Perú siendo elegido Senador ¡estando en España!. ¡Cómo entender esto?.

Hoy en pleno siglo XXI, nuestro Perú se siente “independiente”, se siente adulto, autónomo. Pero las cosas no han cambiado, seguimos con el mismo síndrome colonial, respeto la palabra acuñada en un huayno por Manuelcha Prado. Es verdad  que de lo que sufrimos es un síndrome2 colonial. Aquí se da una lucha, de pocos como siempre, por salir de un sistema colonial, o llamémosle neoliberal. Un sistema que ahoga, mata y asfixia al más pobre. Pero igual que siempre, el pobre, el afectado, el que se chupa toda la miseria del explotador, él sufrió en carne propia el robo, la violación, la violencia, elegirá al candidato o pensamiento político que lo mata. “Síndrome de Estocolmo”3 , es el colmo. Preguntaba líneas arriba ¿Cómo entender esto?, retruco, síndrome colonial.

El síndrome se extiende a nuestra vida diaria. El peruano de hoy se siente peruano, se sabe peruano, pero actúa como un paria, como un bastardo en su propia tierra. Ni se da cuenta de su realidad. Cada día come y bebe lo que su explotador le da a tragos largos. Come TV basura. Cada día se intoxica con las noticias que le muestran muerte y violencia, se vuelve violento y los que gobiernan y los expertos “no se explican” el porqué de tanta violencia. La saben, ellos la producen, ellos la quieren. Los que la ven también la quieren. El sistema funciona a la perfección. Ha logrado – el sistema – procrear una generación neutra en su pensar y sentir. Una generación que no se siente parte de una sociedad, una generación que no sabe, peor aún, no le interesa la misma sociedad. Vegeta al ritmo de las olas mefíticas y es feliz. Le pueden preguntar sobre un terrorista o peor aún, sobre un corrupto, le pueden mostrar su foto y este clon social del sistema dirá que es un héroe. Así estamos en nuestro Perú. Y esto seguirá. El sistema tiene varios candidatos que seguirán el modelo, el sistema. Siendo las cosas así, este síndrome colonial, es fácil entender que haya gente que ame al aprismo. Es fácil entender que haya gente que diga sin vergüenza que es fujimorista. Es fácil entender que haya gente que prefiera al gringo. El síndrome colonial.

Pero es verdad que también hay gente que no hemos caído en el sistema, que no sufrimos del síndrome. Que queremos de verdad un cambio. Queremos ver cómo hacemos para despertar de ese letargo hipnótico, de ese marasmo en que vive mucha gente. Casi el 70% de nuestra población sufre del síndrome. Lo vemos cuando las encuestas dice que ese número está detrás de los neo colonialistas. Se sienten vasallos de sus explotadores. Es una pena. Son muchos los que no quieren cambiar o abrir los ojos. Tiene razón Hildebrant al decir que hay una “estupidización colectiva”. ¿Qué nos queda?. Seguir rezando algunos o como los profetas bíblicos, denunciando la injusticia, el abuso. Ya no vendrán en nuestro rescate y ayuda, como otrora, los argentinos ni los chilenos, ellos ya son parte del sistema. Sólo quedan todavía, contaminados a medias por el síndrome, los bolivianos, los brasileños y los ecuatorianos. Pero ellos no podrán rescatarnos. En este mundo cíclico o dialectico para algunos, estaríamos en el tiempo de próceres y precursores. ¿Cuándo será de verdad la independencia?, ¿Cuándo será verdad al cantar en el himno que “somos libres”?. No perderé la fe. No es una fe religiosa, es una fe en el Perú, una fe en los peruanos, pocos quizá que sueñen en un cambio, la esperanza continua. ¿Cuántos somos? A sumar.

1 José Joaquín de Larriva y Ruíz (Lima, 1780 – 1832)

2 Cfr. Encarta. Conjunto de síntomas característicos de una enfermedad. || 2. Conjunto de fenómenos que caracterizan una situación determinada.

3 Trastorno psicológico temporal que aparece en la persona que ha sido secuestrada y que consiste en mostrarse comprensivo y benevolente con la conducta de los secuestradores e identificarse progresivamente con sus ideas, ya sea durante el secuestro o tras ser liberada.

De: www.otramirada.pe

“El vuelo de luli” a orillas del Titiqaqa

Written by admin on . Posted in Eventos

Samuela

Escribe: Samuel Álvarez Enríquez

SamuelaEn la historia de nuestros pueblos del Altiplano, existen algunos hechos importantes, relatados, escritos y publicados por sus propios hechores, que llenan los espacios todavía no reconocidos, menos comprendidos e interpretados; los mismos que solamente los descifran algunos personajes conocedores e imbuidos en su ocasión, gracias a los relatos orales y escritos de sus antecesores. Estos son sus abuelos, padres y demás familiares, al estilo de cronistas y crónicas amasadas en el periodo de la Dominación Colonial Española que vivió particularmente Perú y lo que son las repúblicas de habla española, heredada precisamente de ella, dadas a conocer por cronistas de la época; y las de comienzos de la República hasta nuestros días. Como lo hemos comprobado, algunas y quizá muchas de quienes no las han escrito y publicado, están quedando inéditas y solo en el relato oral de los recuerdos en aquellos “maestros” que, si los han contado a sus alumnos, quedan simplemente como relatos de aprensión del momento, siendo evocados y elogiados continuamente, los que siempre han quedado y quedan ahí, en su recuerdo, en su memoria. Empero, por desidia de autoridades que tienen que ver mucho con la recopilación, el relato escrito y por tanto la verdadera crónica, historia, leyenda, mito y realidad de todos y cada uno de estos milenarios pueblos del interior altiplanense y fuera de él, con sus propios restos arquitectónicos, arqueológicos, antropológicos, tradiciones y el saber o conocer de sus gentes, están quedando relegados y, si se quiere, hasta olvidados. Sin embargo, quienes tenemos intereses de vuelta y mirada hacia lo nuestro, es decir, practicando identidad, desalienación cultural y desenajenación mental, como queriendo instaurar un modelo moderno y acorde con los adelantos del presente siglo, en práctica de modelos netamente peruanos en todo orden del desenvolvimiento de nuestra actual sociedad, cambiándola radicalmente sobre todo en sus estructuras, no siendo igual ni parecido para quienes tienen mentalidad alienadora, colonizadora, enajenadora y opresora; por el contrario, más bien es recabada, alimentada y ejecutada hacia sus propios intereses y los de las clases opresoras y dependientes, que solo saldrían de dicho vaivén con el aliento, la conciencia de la forja de una nueva sociedad y un nuevo ordenamiento y un nuevo Perú, en este caso.

Algo aprendimos de experiencias vividas de conocimientos relatados, acaso de generación en generación, también por boca y escritos de cronistas, llegando hasta hoy, tal y cual se presentó en inmemoriales tiempos, sin ser escritos todavía, más bien dados a conocer en algo y en aquel apoteósico III Viaje (Tour) Literario denominado “EL VUELO DE LULI”, nombre resaltante y bien elegido, realizado el pasado sábado 20 de febrero, organizado por el cuerpo de redacción de la revista “Alborada Andina”, perteneciente al periodismo provinciano, pero de talla mundial, encabezado por su director, el profesor Mario Ramos Tacca, con asistencia de más de veintidós intelectuales, algunos ya experimentados, reconocidos y otros en el camino del reconocimiento, la indagación, investigación y redacción, poetas de raigambre internacional y nacional, así como unos esporádicos visitantes a nuestras tierras del Altiplano peruano, desde lejanas latitudes del interior y exterior.

El evento se dio en tres momentos; el primero, cuando se admiró en toda su amplitud el sitio del “Wilka Uta” (Casa del Supremo Hacedor, de las voces aymaras traducidas al Español), ubicado en el paraje donde se encuentra la denominada “Puerta del Diablo” hacia el costado derecho de la carretera que une Ilave-Juli, donde hallamos una pétrea Puerta del Sol incrustada en las mismas paredes de la formación natural de una inmensa roca, tallada acaso por las manos de hombres y mujeres de remotísimos tiempos; al mismo estilo de las portadas del Sol que conocemos, desde Tiwanaku y Copacabana en Bolivia; y, en casi todos los lugares donde existen yacimientos culturales pétreos y restos de asentamientos humanos en el interior de nuestro territorio patrio, demostrándose la existencia de restos líticos, propios de las culturas pre e inca en el interior del territorio; esculpido sobre la misma superficie de las paredes de la configuración pétrea existente allí, seguido de figuras de “apu” cóndor, la serpiente, el puma y más atrás de todos ellos y hacia el oeste, protuberancias naturales de piedra en la formación del suelo, pertenecientes a los antiquísimos siglos de formación de la tierra, en cambio los de las figuras de los animales sagrados, pertenecientes al desarrollo de los Focos Culturales que integran el desarrollo de la Cultura Andina en sus primeros años o mejor el primer siglo de vida de su desarrollo, su presencia y paso por las primigenias Culturas qollas desde Qaluyo, Pukara, Tiwanaku, Lupihaqe, respectivamente (Álvarez Enríquez , Samuel “Defensa de la Cultura Andina y del Awya Yala”, inédito).

El segundo momento fue en la misma ciudad de Juli, iniciado en el “Mirador” de la ciudad, luego de haberse ubicado en el atrio de la iglesia Santa Cruz, otro monumento arqueológico en plena restauración. Ese fue el escenario de una tertulia característica que colmó las expectativas de los asistentes, llena de inspiración y contento pleno del espíritu maduro de sus hacedores, compositores y artistas, que gozan de un marcado prestigio ganado.

Con la puesta en vigencia, una vez más, de aquellas connotaciones filosófico-religiosas del pasado pre inca, luego de los incas y su fijada espiritualidad, con la asunción de la República, seguida de presencia del comportamiento sincrético de su población aymara-castellana y marcado apelativo, el lugar conocido como “Pequeña Roma de América”, siendo el marco histórico esencial del cual parte esa ubicación histórico-literaria precisamente de literatos, artistas y demás visitantes que asistieron, fue dada a conocer por intermedio del maestro Daniel Sardón Pezo, conocedor de la historia y geografía juleña, quien señaló que en muy cercanos lugares de la ciudad de Juli se ubicaría la antigua y verdadera ciudad incaica-aymara de LULI (picaflor, traducido del Aymara al Español).

En el programa no faltó la presentación del último número publicado de la revista semestral de cultura Nº 07 de “Alborada Andina” y “Wiphala”, vocero-revista mensual de la misma organización; posteriormente, del “El Pez de Oro” en su número 22, en “formato oficial” y de orden literario publicado últimamente en Puno, para la lectura en el interior y exterior de nuestra región; seguido del libro “Pedro Vilcapaza: La Historia de Salqa Puma” (Puma Indomable traducido al Español), “Literatura Andina” de reciente publicación en Juliaca y la CADELPOJ; más el poemario colectivo “Evocathia”, editado en la ciudad de Ayaviri; para luego entonar canciones propias de la composición musical del interior de nuestra región (huayños pandilleros) sin faltar la intervención de otros intelectuales, con sus “harawi”* (yaraví, traducido al Español) dando brillo a tan singular acción en la difusión del arte musical y literario en su conjunto. También presentes los elogios y la óptima realización de la actividad anual, por parte de los otros intelectuales que brillaron con su presencia física.

El tercer momento coincidió cuando se trasladaron hacia el muelle de la ciudad de Juli, que hace años no presentaba todavía un ambiente como el que presenta ahora, en desarrollo y construcción, con carácter ecoturístico nato, apreciando así las bondades del componente paisajístico con que cuenta esta otra de las bahías del gran Lago Sagrado de los Incas; y finalmente, al darse por clausurado el evento, se inició el traslado al lugar de origen, a la ciudad, con la gran esperanza de volver, esta vez hacia la realización de otro, del mismo carácter y de singular importancia para el desarrollo de la literatura y la cultura del nivel regional, que tanto espera de sus intelectuales, artistas, poetas, sobre todo periodistas en su cabal dimensión, en aras de la difusión del pensamiento y obras, empezando por sus antecesores, llegando a los actuales tiempos y las esperanzas de un gran porvenir.

* Proveniente de la voz Quechuo-Aymara: harawi, yaraví traducido al Español, desde las composiciones poéticas con acompañamiento musical y de canto con estilo bucólico y romántico de tiempos de los incas, como las heredadas por el Poeta y Mártir Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso (Arequipa 1790-Umachiri-Melgar 1815), a la fecha presentes en el ambiente del folklor peruano e internacional.

De: Diario Los Andes. Puno, 27/02/16.

Cerrón Palomino sobre Educación Intercultural Bilingüe: “¡Es una farsa!”

Written by admin on . Posted in Actualidad

Cerrón

Escribe: J. Carlos Flores

Cerrón

Rodolfo Cerrón-Palomino

El millonario programa (63 millones de soles en el 2013) fue cuestionado con argumentos contundentes por una de las personas que más saben sobre el quechua y el aymara.

Como gran estudioso y abanderado del rescate de las lenguas originarias, Rodolfo Cerrón Palomino, fue contundente al referirse a la Educación Bilingüe Intercultural como “una farsa montada por el gobierno por presión de algunos organismos internacionales”.

“(Los gobiernos) siempre han manipulado estos conceptos y han tratado de vendernos una política cultural bilingüe y, a la larga, lo que hemos visto, simplemente, es un contentamiento con resultados estadísticos, con informes hechos de manera general y un descuido de la realidad de cada ámbito de trabajo”, fueron sus palabras al respecto.

También desbarató la supuesta efectividad de tales programas y, dentros de estos, la utilidad de la obligación a los profesores para dominar el quechua y el castellano.

“Dicen, para ser profesor hay que hablar quechua y castellano (…) ¿Que hablan los niños en los recreos espontáneamente? ¡Pues castellano!. y los hijos de ellos en 40 años no hablarán más… entonces adiós quechua y aymara”.

Además criticó a los impulsores de estos programas: “Es pura figuración eso de que han publicado tantos y cuantos libros o que están divulgando tal o cual lengua; todo es una farsa…”

Lo que dice se sustenta en sus años de investigación del quechua, el aymara y, últimamente el puquina y el uro, más su constante preocupación sobre la vigencia de los idiomas nativos que aún se conservan.

SUS INVESTIGACIONES EN EL ALTIPLANO

Durante su exposición realizada en nuestra ciudad ayer por la mañana en el auditorio de la Sociedad de Beneficencia, el investigador reafirmó su tesis que sostiene que la lengua Puquina es la primera lengua de los incas; el aymara, en segundo lugar; y el quechua, en tercero.

Para esto, mostró numerosos argumentos y pruebas como topónimos (nombres de lugares) y lenguaje administrativo inca que, traducidos del quechua no tienen sentido alguno, pero, traducidos de lo que se sabe del Puquina, adquieren sentido (“Yanahuara” es “pantalón negro” traduciendo del quechua; pero es “río negro” considerando el Puquina, por ejemplo).

El Puquina es un lenguaje extinto a fines del siglo IX, pero se conservaron algunos textos que traducen algunos vocablos; además, estudiando la procedencia de topónimos y palabras que se adaptaron al quechua y aymara, se pudo rescatar mucho de este antiguo idioma, explicó el estudioso.

Un punto importante de su exposición trató sobre el origen del aymara, el cual se sitúa muy cerca del centro del Perú y no en el altiplano como es la creencia general.

En ese sentido, ex, el puquina es el idioma auténticamente altiplánico y fue llevado desde nuestra región por los antepasados de los incas a Cuzco donde lo conservaron como su lengua particular.

También nos recordó, la existencia del uro, idioma extinto hace mucho en el Perú y, cuyos últimos hablantes se encuentran en Bolivia, cerca al desaparecido Poopó. El puquina y el uro tienen 5 vocales a diferencia del quechua o aymara que tienen menos, resaltó.

Respecto al presente de nuestros idiomas, fue realista y categórico: “Asistimos a un proceso de castellanización irreversible, mal que nos pese. El mismo contexto conlleva a ello, no hay ningún apoyo, ni de los medios de comunicación”.

Fuente: Diario Los Andes 12/02/16

César Hildebrandt opina sobre el escándalo de los presuntos plagios de César Acuña

Written by admin on . Posted in Actualidad

cesar-acuna-cesar-hildebrandt-noticia-737255
 Escribe: César Aching Guzmán

cesar-acuna-cesar-hildebrandt-noticia-737255César Hildebrandt: César Acuña es el presidente que merecemos y Alfredo Bryce debiera ser su ministro de Cultura.

El empresario que se considera como uno de los mayores promotores de la educación en el Perú, César Acuña, pasa por su momento más oscuro. Él, que pretende ser presidente del Perú, habría cometido plagios en investigaciones que le otorgaron grados en diversas universidades, sean del Perú o el extranjero. Para César Hildebrandt, periodista peruano, dicho político representa el ideal impuesto por la dictadura fujimontesinista.

En su columna del semanario Hildebrandt en sus Trece, César Hildebrandt cuenta que muchos que censuran a César Acuña condenaron en su momento el escándalo de plagios en torno a Alfredo Bryce Echenique, escritor peruano.

“Acuña es un peruano a carta cabal según los cánones impuestos por el fujimorismo desde hace 26 años, no tiene principios, es exitoso, es capaz de todo, chorrea millones, apenas puede leer un texto escrito y sabe las de Kiko y Caco. ¡Es el emprendedor emblemático! ¡Es el busto de la modernidad entendido desde Gamarra!”, cuenta el periodista.

Para Hildebrandt, Acuña es un tramposo en el país de la trampa, donde hay promesas rotas y compromisos deshonrados en torno a la política. “Acuña falsifica méritos. ¿Y no es el Perú un país donde (Alan) García se hacía pasar por doctor y ahora por escritor y donde decenas de universidades piltrafudas otorgan maestrías mágicas?”, indica.

Hildebrandt: “Acuña, en resumen, es una creación heroica del Perú decadente que se pone gorro de cocinero y vende cerros con cobre dentro y despilfarra el gas de Camisea. Lo que pasa es que a la derecha le da vergüenza, ahora, que Acuña se sienta en su mesa y ponga sus uñas grises en el mantel de la mona Jiménez. Pero a mí que no me vengan: Acuña es el presidente que nos merecemos. Y Bryce debiera ser su ministro de Cultura”.

Elecciones Generales 2016

Written by admin on . Posted in Actualidad

Encuesta-Presidencial-2016-DATUM

Escribe: Jans Cavero

A seis meses para las elecciones generales, el panorama resulta desolador. Mientras el Parlamento, el Jurado Nacional de Elecciones, los propios actores políticos, y los medios de comunicación, se enfrascan en discusiones como las “reformas” pendientes, precandidaturas, o la postulación de sentenciados por terrorismo recientemente liberados, pocos se atreven a decir que el tema de fondo no será resuelto ni con reformas inoportunas.

El tema central para recuperar la confianza ciudadana en la política es ¿cómo evitamos que indeseables gobiernen o asuman representación política? La cuestión, sin duda, trasciende el plano electoral, y aunque urgen enmiendas al sistema de gobierno y fundamentalmente al sistema de partidos, el problema es más complejo, porque se trata, desde mi punto de vista, del ejercicio de ciudadanía activa y la consolidación de liderazgos.

Desde este enfoque, las elecciones primarias, la alternancia, el financiamiento de los partidos, el voto preferencial, entre otros, no resolverán la precariedad de la política, porque no se circunscriben necesariamente al sujeto de la política. Por esta razón,  alguna de estas figuras puede ser democrática para una ciudadanía políticamente desencantada, pero perjudicial para los militantes y la consolidación misma de las organizaciones políticas.

La elección primaria abierta, por ejemplo, puede ser peligrosa, porque podría hacer que un outsider se alce con el triunfo, desplazando a un mejor cuadro político. Hoy en día, aspectos como la belleza, simpatía, presencia mediática, fama, juventud, dinero, son mucho más valorados por un sector social, a efectos de delegar su representación política. Igual sucede dentro de los partidos políticos, donde no necesariamente los mejores cuadros políticos son promovidos por sus dirigencias. Así, dentro de la organización, por estrategia, se prefiere promover a los amigos, ahijados, y a quienes reúnan cualidades superfluas, sin importar si serán líderes estables o si responderán a las expectativas de cambio que requiere el Perú.

Una elección primaria presidencial también puede asolapar intereses personales por encabezar listas congresales. Es frecuente postular precandidatos que no tienen mayor opción frente a sus contrincantes. Cuando un frente o alianza compuesta por varias organizaciones tiene varios precandidatos, es porque cada integrante del frente quiere posicionar a su precandidato en la lista congresal. Al fin y al cabo no es poca cosa haber sido precandidato presidencial, según las cúpulas.

La alternancia tampoco resuelve el problema de fondo, pues si bien la mujer ha sido tradicionalmente excluida de la vida política, cada vez se ha ido empoderando en diferentes ámbitos. Ni la ley, ni las organizaciones políticas vigentes, prohíben a las mujeres afiliarse a un partido, ser dirigentes, candidatos o líderes del mismo. Que la mujer no pueda, por las múltiples obligaciones que tiene, o sencillamente porque tiene otras preferencias, es un asunto más cultural que discriminatorio. Lo mismo cabe plantear respecto a la cuota juvenil.

Por lo tanto, estamos ante un dilema entre empoderar a las organizaciones políticas o empoderar a candidatos que generen confianza en un país apático políticamente. Esto no impide que en un futuro próximo puedan consolidarse ambas cosas. Sin embargo, ello dependerá de muchos otros factores concurrentes.

Llama poderosamente la atención que para las elecciones generales 2016 la ciudadanía no apele a la historia política. ¿Cómo es posible que el fujimorismo, que tanto daño le ha hecho al país, esté favorito en las encuestas?; ¿cómo es que el APRA, que también le ha hecho daño a la nación, esté posicionado en el tercer lugar de las preferencias? Igual cabe plantear, aunque con otros matices, de candidaturas como las de Toledo, Acuña, Kuczynski, Urresti, y otros personajes seriamente cuestionados.

Así el panorama sólo cabe concluir: O estas encuestas están mal hechas, manipuladas, o dirigidas, o los peruanos estamos asistiendo a un proceso de autodestrucción política.

PROPUESTA CONTRA EL REZAGO VIRREINAL

Written by admin on . Posted in Actualidad

cholo soy

Escribe: Milciades Ruiz

Transcribo a continuación algunos párrafos del libro: “Trazos para una República Equitativa” del cual soy autor, con la finalidad de aportar ideas para la confrontación electoral. El libro posee numerosas propuestas de cambio y planteamientos que pueden ser asumidos por movimientos de izquierda.

(…)

Ahora mismo, con todo cinismo, se dice el “Perú de todas las sangres” para justificar situaciones por conveniencia, pero los cholos saben que no son palabras sinceras, que las dicen hipócritamente, porque a la hora de la verdad eso no se cumple y los mestizos siguen segregados como siempre. Los cholos están vetados para acceder a la alta oficialidad naval, aérea y hasta del mismo ejército. No hay oficiales aimaras, quechuas ni menos de nacionalidades amazónicas. El lugar de los descendientes del Tahuantinsuyo es la tropa y no la oficialidad.

Pero veamos el panorama que nos reporta el Instituto Nacional de Estadística e Informática –INEI–, con cifras de sus encuestas nacionales de hogares –ENAHO–y allí encontramos que, pese a los prejuicios de reconocerse cholo, la misma población se identifica racialmente como lo señala el siguiente informe:

ENCUESTA NACIONAL DE HOGARES CONTINUA- INEI 2006”

7.3 Autopercepción étnica”

La ENAHO también investigó acerca de la percepción individual con relación a autoclasificarse en un grupo étnico, considerando su origen de acuerdo a sus antepasados y costumbres, es decir, reconocer su pertenencia a un grupo étnico.

El 59,5% de la población de 12 y más años de edad se considera mestiza, un 22,7% quechua, 4,9% declararon ser blancos, 2,7% aymaras y 1,8% nativos de la Amazonía. El 1,6% de la población se considera de acuerdo a sus antepasados o costumbres como negro, mulato o zambo”

Queda claro pues, que no hay correspondencia entr el usufructo del poder y la composición de la sociedad peruana con cerca del 90% de cholos e indígenas, mantenidos a raya lejos de las decisiones nacionales. Pero por índice de reproducción, la masa mestiza e indígena seguirá aumentando su proporción y ya llegará su momento de justicia. Pero este podría ser traumático, como lo fue la Revolución Francesa, si se les sigue negando el acceso al poder.

7. INTEGRACIÓN Y UNIDAD

Es necesario poner fin a la desarticulación social iniciando un proceso de integración de todas las vertientes étnicas, civiles y militares. Costeños, serranos y selváticos, norteños y sureños, aimaras, quechuas, chancas, huancas, moches, mashiguengas, shipibos, campas, y demás grupos étnicos peruanos. Todos, incluyendo afroperuanos, compatriotas descendientes asiáticos, europeos y más, sin segregación de ninguno deben acceder a los mismos derechos, a las mismas oportunidades. No retóricamente sino de manera real.

De acuerdo con el estudio “Discriminación en el Perú. Exploraciones en el Estado, la empresa y el mercado laboral”, realizado por Francisco Galarza, Liuba Kogan y Gustavo Yamada, investigadores de la Universidad del Pacífico, que se difundió el 20 de noviembre del 2012 en los medios de prensa, dio por resultado que los apellidos considerados “blancos” (Bresciani, De la Puente y Camogliano) fueron más solicitados por los empleadores que los de origen andino (Orcco, Chanca y Ccolque), con diferencia de casi el doble: 15,9% de respuesta para los “blancos” frente a 7,2% de los “andinos”.

Uno de los requisitos habituales para acceder a un trabajo es tener “buena presencia”, sin que las autoridades hagan algo por corregir tan grotesca discriminación. De plano se descarta a los postulantes nativos considerados por los discriminadores como de clase inferior, por su talla y color de piel. Pueden ser muy hábiles, muy preparados pero no cumplen el requisito de “buena presencia”. Peor aún si tienen alguna falla genética ya sea sexual o de otra índole.

Casos como este, se repiten en diferentes instituciones y empresas, fuerzas armadas, organizaciones sociales, centros educativos, cuerpo diplomático, etc. Es que la discriminación soterrada está muy arraigada dentro de nosotros, lo que se traduce en comportamientos que impiden la integración social.

Lo peor de todo es que los comportamientos discriminatorios y despectivos se ejercen mayormente contra las razas nativas, que son las dueñas originales del suelo peruano. Cholos y cholas son menospreciados, maltratados y humillados injustamente sin tener culpa alguna de la postergación que, los ha puesto en condiciones desventajosas desde que perdieron poder sobre su territorio tras la conquista y coloniaje.

El Perú entero se llena de orgullo por su riqueza cultural prehispánica y mostramos ante el mundo nuestras admirables joyas arqueológicas, pero en la práctica tenemos un comportamiento despectivo contra los descendientes de esas culturas. Se les cierra las puertas a quienes tienen más derecho que nosotros por ser nuestros más auténticos compatriotas.

Un ex presidente de pura sangre japonesa aplicó un plan macabro contra la raza nativa de manera similar al racismo que aplicaron los nazis. El 20 de julio del 2002 el Ministro de Salud presentó al Congreso de la República el informe en el que se acusa a dicho ex mandatario de haber dirigido un plan de esterilizaciones forzosas contra mujeres pobres.

Según ese informe, se aplicó este plan “bajo presiones, amenazas e incentivos con alimentos, sin que fueran debidamente informadas” a más de 200.000 mujeres, la mayoría indígenas, entre 1996 y el 2000, de las cuales 18 murieron. El objetivo no era la prevención de epidemias, sino que disminuyera el número de nacimientos en los sectores más pobres de Perú.

Es un caso de discriminación genocida por razones de pobreza, condición que adolecen los damnificados del sistema. El 15 de agosto del 2011, la Ministra de la Mujer, Aída García Naranjo, dijo a la prensa que las víctimas no sólo fueron mujeres sino también hombres esterilizados. “[…] se les ofrecía semillas, palas, picos, instrumentos de labranza, es decir, se utilizó la pobreza para abusar en conjunto de estas personas”.

Este ensañamiento contra los descendientes nativos es justificado por muchos y esta actitud, no contribuye a la unidad nacional. La injusticia genera violencia y la discriminación también genera pobreza, postergación, rebeldías y subversión. Ninguna estrategia militar antisubversiva resuelve el problema atacando las consecuencias porque el problema no es militar, sino de justicia social.

La discriminación social en nuestro país tiene raíces muy profundas pero pasa desapercibida para la conciencia nacional, porque tenemos parte de la culpa y muchos pasan por encima sin percatarse de su trascendencia. Pero allí puede estar la clave de muchos de los problemas nacionales. Al discriminar, generamos resentimientos que pueden descontrolarse.

Uno puede estar muriéndose de sed sin percatarse que a dos metros de profundidad está pasando gran cantidad de agua. Así sucede con muchos políticos, que creen que los conflictos sociales se resuelven enviando tropas a reprimirlos sin importarles los muertos y heridos para salvar su zanganería sin arriesgar nada. La solución está en sus manos pero no ven allá de sus narices.

Los soldados y policías son personas del pueblo pero son obligados contra su voluntad a enfrentarse con sus hermanos del mismo origen, para favorecer a terceros.

La discriminación mata los sueños de mucha población joven y los condena de por vida a la postergación. Muchos jóvenes andinos quieren ser oficiales de la naval y de la fuerza aérea por vocación pero se les condiciona arbitrariamente interponiendo requisitos de biotipo que no concuerda con la genética de las culturas prehispánicas. ¿Qué tiene que ver la estatura con el coraje y la valentía genética?

Los pequeños pero valientes vietnamitas capturaban a los gigantes norteamericanos a pesar de sus tallas y tecnologías. Ellos lograron la liberación de su patria expulsando a la primera potencia mundial. La oficialidad militar de los países asiáticos corresponde con sus rasgos genéticos ancestrales. ¿Por qué entonces la arbitrariedad contra los peruanos más auténticos? ¿Por qué la oficialidad de nuestra fuerza armada no puede ser auténticamente mestiza como la mayoría nacional?

Más aún, el postulante cholo puede llegar exitosamente y figurar en la lista de cadetes aprobados, pero al día siguiente la lista definitiva es otra por orden superior. Pero también la discriminación está institucionalizada en todos los sectores empezando por la discriminación en los centros educativos religiosos exclusivos, hospitales exclusivos y hasta existen tribunales exclusivos.

Sin embargo, civiles y militares transitan un camino que se bifurca en la juventud sin tener posteriormente la oportunidad de compartir lazos de intimidad humana, de comprensión, de solidaridad y de aprendizaje recíproco. El mundo militar es una isla con cercos impenetrables. Sus habitantes no tienen la oportunidad de compenetrarse de las preocupaciones civiles, de sus ideales, de sus penurias y a la inversa.

La ciudad capital del Perú es la que concentra el mayor exclusivismo en muchísimos aspectos, incluyendo los políticos, económicos, culturales, etc. Estos exclusivismos, en el sentido de que la capital es la única que lo posee, ocasionan discriminación y migración obligatoria. De nada sirve una regionalización si se mantiene los exclusivismos de la capital.

Es necesario entonces iniciar un proceso de repliegue hacia los valles o cuencas, que permita establecer en estos ámbitos, las puertas de acceso a las oportunidades diversas para los peruanos postergados, tanto en lo que referente a las actividades estatales como a las privadas mediante estímulos que permitan descongestionar la capital nacional.

Hay organismos, fábricas y rubros de actividades que no son indispensables en la capital pero que podrían ser de gran repercusión económico social en el interior del país por conveniencia estratégica. Ya no se debe autorizar nuevas industrias e inversiones en la capital debiéndose derivar al interior del país con los incentivos correspondientes. Se puede empezar por las más simples e ir progresivamente alcanzando metas mayores.

La República Equitativa deberá buscar los mecanismos que permitan eliminar las barreras de toda discriminación racial y poner el contrapeso para corregir el desequilibrio del actual desbalance contra los descendientes nativos abusados de mil maneras. Las actitudes del comportamiento social discriminatorio suelen surgir desde nuestros hogares y la educación escolarizada. Desde allí hay que hacer el esfuerzo de forjar la integración y la unión entre peruanos.

Pero hay muchas formas de ir derribando las barreras de la discriminación estableciendo mecanismos de equidad que faciliten la integración. Hay que abrir las puertas cerradas al acceso de los discriminados. El exclusivismo y bloqueo social que impide la integración deberá ser corregido, en todas sus formas, mediante fórmulas equitativas.

Una propuesta a considerar es que el acceso a la carrera militar tenga condicionantes como las siguientes: el ingreso a la oficialidad debe hacerse a través de las universidades a fin de cortar las arbitrariedades, “recomendaciones” y la parcialidad de los jefes de las escuelas militares.

Segundo: se debería establecer cuotas de vacantes para todas las regiones del país a fin de evitar discriminaciones y favoritismos a la vez que se da legítima oportunidad a los jóvenes provincianos. Será de justicia y orgullo patriótico ver a mestizos como oficiales de alta graduación.

¿Por qué no tener vicealmirantes y contralmirantes Mamani, Condori, Cusi, Huallpa? ¿Cuál es la justificación para no tener generales de la fuerza aérea de apellidos y genotipos aymaras, mochicas, chancas?

No solamente es de justicia que los descendientes de las culturas prehispánicas puedan compartir con los peruanos mestizos y no mestizos de extracción extranjera oportunidades en todos los campos de actividad. También es de justicia y equidad racional que los nativos y mestizos tampoco discriminen a los peruanos de pura sangre extranjera.

Por otro lado, hay la postura política de mantener en estado primitivo a las comunidades nativas y a las comunidades campesinas manteniéndolas en una vitrina del pasado arcaico. Se promueve el culto a su cultura ancestral y forma de vida primitiva condenándolas a un enclaustramiento permanente que impide su incorporación a la modernidad.

Esta es una discriminación soterrada disfrazada de protección, no aceptable para nosotros, pero sí la propugnamos para los pobladores de las comunidades nativas, a quienes se les cierra el acceso al modernismo y a las oportunidades que disponen sus supuestos defensores. Si queremos ser equitativos con las poblaciones menos desarrolladas, tenemos que facilitarles el camino a la integración, equilibrando sus desventajas para que adquiera las mismas condiciones que tenemos para la generalidad de compatriotas.

Una necesaria medida de aliento a nuestros compatriotas postergados por motivos raciales sería reconocer la verdad histórica y reivindicar a los héroes autóctonos omitidos por la historia oficial, rescatando el protagonismo histórico de los mismos. Revalorar y resaltar los méritos de los descendientes de las culturas autóctonas, reconociéndolos como orgullo nacional.

El sinceramiento de nuestra historia es de suma importancia para la conciencia nacional. La falsedad y las tergiversaciones han generado desunión y resentimientos nacionales, por la arbitrariedad histórica, que aún se sigue practicando desde los poderes de gobierno nacional.Generar una cultura de integración entre peruanos, derribando prejuicios, tergiversaciones arbitrarias y barreras aislacionistas es una condición de paz interna y de unidad patriótica.

 

NOTAS PARA LA CONFRONTACIÓN ELECTORAL

Written by admin on . Posted in Actualidad

debate

Escribe: Milciades Ruiz

Con el fin de contribuir a la solidez de nuestros argumentos en los debates electorales esbozo algunos criterios que puedan ser de utilidad en la confrontación con las fuerzas de derecha. La Nueva Democracia que podamos prometer puede tener muchos aspectos innovadores factibles de realizar aun dentro de las condiciones actuales pero es necesario tener fundamento para posesionarse bien en el campo del debate y salir airoso de la contienda.

Solemos decir que la derecha solo puede ofrecer más de lo mismo. Pero también podemos decir eso de la izquierda si es que no hay una diferenciación categórica de calidad en nuestras propuestas. El candidato descendiente de alemanes y nacionalizado estadounidense podrá ponerse sombrero, usar ropa corriente como nosotros, ponerse chullo y poncho en su campaña política pero sigue siendo un “gringo” para nuestro pueblo. Podrá ofrecer agua y desagüe y todo aquello que no toque la esencia del actual sistema de dominación pero será siempre solo un cambio de ropaje bajo el cual se esconde el monstruo político que nos oprime.

Tras siglos de alienación mental para nuestra adaptación al sistema de dominación estamos con una predisposición política condicionada que es alimentada permanentemente por los medios informativos, que no es solo prensa sino también es sistema educativo, religión, sistema cultural, etc. Uno de los aspectos profundamente arraigados es la forma en que se gobierna que no es cuestionada ni por la izquierda. Se participa del caudillismo y el presidencialismo sin objeciones. ¿No podemos ofrecer algo distinto?

Se nos ha inculcado el culto al presidente por encima de toda democracia. Es el ídolo inobjetable. Para los peruanos del último escalón la máxima autoridad es la asamblea general y el presidente solo ejecuta los acuerdos de esta. Pero en las alturas esta democracia es cambiada. El presidente de la república es el “gobernante” del país y no la Asamblea Nacional o, Congreso de la República. La asamblea general de una organización de base puede destituir al presidente y a toda la Junta Directiva pero esto es inaceptable en nuestra “Democracia” de gobierno nacional.

El caudillo ganador de las elecciones presidenciales tiene también mayoría en el Congreso de la República. Como nadie se atreve a cuestionar al presidente o Jefe del partido, este maneja el Congreso también (O a través de él, su cónyuge y allegados) dando órdenes a la bancada mayoritaria y si esta no es suficiente se negocia con otras bancadas. Todo esto es aceptado como legítimo siendo antidemocrático. Este manejo personalizado no es cuestionado por los grupos de derecha ni de izquierda pero nuestro pueblo si lo hace y detesta esta forma de gobierno.

Entonces bien haría la izquierda en ofrecer un gobierno despersonalizado. Tenemos que rechazar el absolutismo de las monarquías políticas. La propuesta no es del candidato sino del movimiento político. Tampoco el monarca es el dueño del partido, el que se auto designa, define los planteamientos ideológicos, programas y lista de postulantes al Congreso. Aun triunfando, el presidente electo siempre estará sujeto al movimiento político y no al revés como sucede tradicionalmente. Tenemos que dar muestras de la superioridad de nuestros criterios democráticos.

Por otro lado, quienes aspiran a gobernar deben saber que la felicidad de un pueblo depende de la prosperidad económicadel país. Pero este concepto básico suele ser tergiversado por la derecha. Hablan de la prosperidad del Perú en alusión a la inversión extranjera minera que supuestamente trae gran crecimiento y bonanza económica. Pero aquí hay una falacia tramposa que tergiversa los conceptos pues dicha bonanza solo fue presupuestal o bonanza fiscal, pero no hubo bonanza estructural. La primera solo es pasajera en tanto que la segunda es sostenible porque se traduce en desarrollo.

Bonanza del aparato estatal no es lo mismo que bonanza estructural de la economía nacional. Con el alza de los precios internacionales mineros hubo mayores ingresos estatales por tributación, pero en realidad la prosperidad verdadera ha sido para los inversionistas extranjeros que son los dueños de los productos mineros. Concedemos nuestras riquezas naturales para enriquecer a quienes nos oprimen.

La carroña tributaria que nos dejaron solo dio prosperidad por breve tiempo a las arcas nacionalespero no a la economía popular. Pero esta prosperidad fiscal solo ha servido para engordar a inversionistas contratistas de obras del Estado y para favorecer a las altas esferas del gobierno corrupto más no, a todos los peruanos. El resultado contrastante de esta falacia es una alta delincuencia en las calles por el desempleo juvenil.

Entonces cuando los izquierdistas hablamos de prosperidad nacional nos estamos refiriendo a la prosperidad económica estructural que beneficia a todos los peruanos y no solamente a los que más tienen. Aunque hay un sector social que no necesita ayuda, la gran mayoría sí la necesita porque no tiene nada. Entonces, la izquierda opta por buscar el equilibrio económico mediante medidas compensatorias de equidad. Sin democracia económica no puede haber democracia de ningún tipo. Este es uno de los criterios fundamentales de nuestro proyecto político.

Pero la prosperidad personal, familiar, zonal, regional y nacional depende de la capacidad de acumulación de riqueza. No hay prosperidad si no hay acumulación y no hay acumulación si no hay inversión. Pero una cosa es la inversión nacional y otra, la inversión extranjera. Desde luego, los ricos tienen una alta capacidad de acumulación, mientras que los pobres por el contrario no poseen ninguna capacidad de acumulación para invertir. Y entre ambos extremos existen capas sociales con diversa capacidad acumulativa y de inversión.

Si los ingresos no cubren las necesidades básicas de sobrevivencia individual, familiar o de un conglomerado social, menos podrán tener capacidad de inversión acumulativa. Entonces las personas sufren degradación de vida humana según la proporción de sus carencias y son condenadas a depender de inversiones ajenas. La precariedad de vida afecta a grandes sectores de nuestra sociedad y atender urgentemente este desbalance es la prioridad de nuestro proyecto político.

Lo anterior nos plantea dos tareas necesarias. Por un lado, una política de distribución equitativa de los ingresos del Estado, haciendo una reforma presupuestal de alta eficiencia y eficacia, con un manejo austero de los recursos para evitar el uso improductivo de los mismos, a la vez que generar ahorro para derivar fondos hacia las zonas de emergencia vital. Por otro lado, desarrollar una economía de crecimiento sostenido y expansión de capitales nacionales, rentabilizando las inversiones populares.

Para los socialistas, la riqueza nacional es un producto social y su disfrute debería ser igualmente social. A diferencia de la ideología derechista que postula a que unos pocos se apropien del producto social, los socialistas consideramos que el usufructo debe ser equitativo entre todos los que participan del proceso productivo.

Si la riqueza del subsuelo es propiedad de la sociedad peruana, no puede ser que al extraerla ya no lo sea pues se convierte en propiedad de los inversionistas extranjeros que se la llevan fuera dejándonos los escombros y pasivos ambientales. ¿Qué gracia tiene ser dueños de la riqueza del subsuelo si cuando la extraen ya no es nuestra?

Y peor aún, si los daños no compensan el costo beneficio y acarrean problemas sociales que perturban la pasividad rural, no vale la pena perder tanto por tan poco. En ese caso, mejor es que se queden los cerros como están. Al menos tendremos agua limpia, aire limpio, tierra limpia, alimentos limpios y limpios los pulmones. No podemos permitir que los inversionistas extranjeros y sus promotores que la parasitan se llenen los bolsillos a costa de la desgracia campesina y de la contaminación de alimentos.

Para nosotros, corresponde a la sociedad decidir sobre este patrimonio. Los gobernantes solo son administradores del país, a quienes la sociedad les encomienda una representación temporal pero no pueden aprovecharse del cargo para disponer del patrimonio nacional contra la voluntad de los propietarios del mismo.

Los recursos naturales constituyen parte del patrimonio nacional que compromete el bienestar del presente y el futuro de generaciones posteriores. Corresponde al pueblo decidir sobre ellos. Los gobernantes son subordinados a la sociedad y no a la inversa. Este es otro criterio que nos diferencia de los partidos políticos de derecha que imponen decisiones arbitrarias contra la voluntad de la sociedad a la que suplantan para atentar contra el patrimonio nacional. Toda autoridad es un subalterno social y no hay principio de autoridad por encima del pueblo.

La tierra y el agua son recursos naturales determinantes para la vida humana. La gestión de estos recursos debe ser necesariamente social y no privatista. Por consiguiente, su usufructo debe ser socializado. Este criterio es distinto al de la derecha cuya codicia no tiene límites y todo lo quiere privatizar para obtener lucro sin importarles el daño social. Con este criterio, los gobiernos derechistas utilizan nuestros aportes tributarios para construir grandes obras de irrigación en beneficio de inversionistas en gran parte extranjeros a los que se les subsidia de diversa manera.

Estos, no producen para el Perú sino para el extranjero pues mientras nuestro campesinado produce para el mercado nacional donde no hay rentabilidad, los inversionistas extranjeros que se apropian de nuestros recursos productivos lo hacen para el mercado externo donde la rentabilidad es alta, recibiendo el apoyo y subsidios de los gobiernos derechistas. Esa exportación desabastece los mercados locales y los precios suben perjudicando la economía de todos los peruanos. Esa es la política alimentaria de la derecha.

Un estudio de investigación sobre los proyectos de irrigación rebela que la inversión pública en Chavimochic, Olmos, Pasto Grande, Jequetepeque-Zaña, Majes-Siguas, Chira-Piura y Chinecas alcanzan los US $ 6,321 millones (dólares del 2012). De esta cantidad, el Estado solo ha recuperado el 7% a través de los cobros por Venta de Tierras, Venta de Energía, Tarifas de Agua y de Agua Potable, que equivale a US $ 462 millones. O sea que el subsidio llega al 93%.

Las autoridades gubernamentales se regocijan del monto de las agro exportaciones procedentes de estas irrigaciones pero el estudio halló también que, de acuerdo con la magnitud de los ingresos de las empresas ubicadas en los proyectos de irrigación, deberían ser principales contribuyente del sector agrícola, sin embargo, desde 1998 a 2012, nunca logró superar el 0.73% del total. Tienen subsidio tributario (15% como impuesto a la renta) y régimen laboral que reduce los derechos de los trabajadores para bajar costos.

Naturalmente un gobierno de izquierda no puede dejar pasar por alto tan gigantescas sustracciones y privilegios que además elevan los precios de la quinua, paltas, uvas y otros productos. El sobre precio a los alimentos por desabastecimiento agroexportador constituye un subsidio social a los agroexportadores que no favorece ni a los agricultores cuyas familias padecen desnutrición crónica por bajos ingresos.

El caso de la quinua es ilustrativo como lo es el de la palta y otros productos alimenticios que la exportación desabastece el mercado local ocasionando subida de precios en perjuicio del pueblo que tiene que pagar 5 soles adicionales o más, por cada kilo. Un gobierno de izquierda tiene que corregir estas injusticias mediante políticas equitativas. De qué nos vale estar bien en cifras macroeconómicas si en la microeconomía sucede todo lo contario. No podemos vivir del espejismo que nos muestra la derecha.

Por eso, quienes tomen a su cargo la administración del Estado deben dejar constancia de las condiciones en que reciben el país y tienen la obligación de entregarla en mejores condiciones que cuando la recibió. Ello tiene que ver no solamente con las condiciones macroeconómicas sino también con las microeconómicas, con las condiciones de vida de las familias peruanas, con el mejoramiento del sistema democrático y los demás aspectos de nuestra sociedad.

La riqueza nacional expresada en Producto Bruto Interno –PBI, es la sumatoria valorizada de la producción de bienes y servicios trabajados por toda la sociedad peruana. Pero si gran parte del producto nacional pertenece a inversionistas extranjeros, entonces dicha riqueza se reduce al descontar lo que no nos pertenece. Esta figura económica es tergiversada políticamente por la derecha para falsificar el crecimiento económico verdadero al mezclar nuestro crecimiento neto con el crecimiento ajeno.

Y no solo son las inversiones extractivas, sino también las inversiones extranjeros en los servicios financieros, los grandes emporios de comercialización, servicios farmacéuticos y de salud, comunicaciones y demás rubros que conforman el PBI supuestamente nuestro pero sin separar la paja del trigo. Por eso es que el falso crecimiento constituye una estafa política que como sabemos no se refleja en los bolsillos de todos los peruanos.

Esta es una diferencia fundamental porque la izquierda no participa de este fraude contra la sociedad. El verdadero crecimiento es sobre lo que nos pertenece y la inversión extranjera no debería tener una hegemonía económica que atente contra el equilibrio de nuestro desarrollo. Es nuestra propia inversión la que debería tener siempre predominancia económica y siguiendo una proyección inversamente proporcional que nos libere de la dependencia externa. Esto es, cada vez necesitar menos de la inversión extranjera y aumentar cada vez más la proporción de la inversión popular.

En esta perspectiva, el impulso a la inversión nacional resulta para nosotros de primordial importancia estratégica sin descartar el rol de la inversión extranjera compatible con los intereses nacionales. El motor de nuestro desarrollo deberá ser siempre la inversión propia y no la ajena. Y cuando hablamos de inversión nacional no nos estamos refiriendo solamente a los grandes capitales nacionales sino a todo el universo de productores de bienes y servicios en todas sus manifestaciones: Agricultores, pequeños empresarios, panaderos, artesanos, etc.

El neoliberalismo hizo desparecer la banca de fomento a fin de cortar las inversiones populares y beneficiar al gran capital. La banca de fomento es un instrumento estratégico de desarrollo y el combustible de los negocios para el crecimiento económico. Un gobierno de izquierda tiene necesariamente que restablecer la banca de fomento en cada sector productivo a fin de impulsar y expandir la inversión privada popular prioritariamente comunitaria y cooperativa.

Con este fin un gobierno de izquierda lograría que el país pueda dar un gran salto económico priorizando el empresariado asociativo con una nueva ley general de cooperativas y fomento de la asociatividad empresarial. La economía solidaria es una opción de libre adhesión y competitiva frente a otras opciones de las sociedades mercantiles con la ventaja de una distribución equitativa.

Hay que tener en cuenta que los que reciben vía elecciones el encargo de administrar temporalmente el país encuentran un diseño multisectorial que tienen que manejar eficientemente para lograr los mejores resultados en la generación de la riqueza nacional. Es como heredar un conglomerado de negocios sectoriales al que hay que conducir mejorando la rentabilidad de cada rubro de negocio.

Cada sector está a cargo de un ministro que es el responsable del funcionamiento sectorial en términos de rendimiento en la producción de bienes y servicios a su cargo. Su gestión gerencial debería contribuir a que el PBI total arroje óptimos resultados satisfactorios. De lo contrario, no se justifica el costo beneficio de mantener una burocracia improductiva, que solo consume y no produce. El rendimiento en el trabajo estatal es fundamental para lograr el crecimiento nacional.

Por ello, el diseño del sistema administrativo estatal es de vital importancia para el eficiente desempeño económico y el bienestar social. Todos los ministerios deben apuntar a la mayor producción de bienes y servicios. Un mal diseño administrativo acarrea deficiencias que repercuten en la productividad de gobierno. El diseño responde a una estrategia de desarrollo pero en nuestro país los compartimientos estatales no tienen horizonte y se crean ministerios por simple criterio político, ocasionando más burocracia improductiva teniendo que reducir presupuesto a los programas de inversión desarrollista.

Un gobierno de izquierda no solamente tiene que ser eficiente sino cubrirse del sabotaje de la derecha que buscará siempre el fracaso de nuestra opción. Por consiguiente, el diseño administrativo de un gobierno de izquierda tiene que ser sensato y orientado a obtener resultados económicos favorables. Pero también el manejo administrativo debe ser óptimo para evitar que las malas prácticas conspiren contra el buen desempeño gubernamental en todas las instancias. El sabotaje económico ocasiona desabastecimiento y colas por alimentos cuando no hay un manejo adecuado de gestión gubernamental.

Por eso, conocer en qué situación se encuentran los sectores estatales es muy importante para trazar un Plan de Gobierno apropiado. Lamentablemente en el Perú, los planes de gobierno de los diversos partidos políticos son solo documentos de descarte que ni el poder ejecutivo ni legislativo, toman en cuenta. Los gobiernos improvisan según el momento político, como también son improvisados quienes asumen las diversas jefaturas en todas las reparticiones estatales. Tener recursos humanos preparados para gobernar en cada área estatal es una tarea crucial para la izquierda.

Si revisamos los planes de gobierno y las plataformas de los partidos políticos podremos encontrar en cada cual, un rosario de propuestas como si fuera un listado de necesidadesdomésticas. Muchas de las medidas que proponen son extraídas de la cabeza y no responden a la realidad ni satisfacen una demanda popular. Es la característica de los programas sociales paternalistas utilizados para bloquear el descontento popular y evitar la insurgencia. No se atiende el pedido popular sino es el Estado el que define qué es lo que el pueblo necesita. En ninguna plataforma gremial se pidió “pensión 65”, nadie pidió limosna. Fueron otras las demandas pero, todas fueron desoídas y se impuso lo que nadie pidió.

Entonces, los criterios de gobierno o las políticas de Estado en un supuesto gobierno de izquierda no pueden ser los mismos que los que aplica la derecha cuyos programas solo buscan apagar incendios. Nosotros estamos por la liberación de nuestra patria y de los dominados por el sistema, a diferencia de los grupos políticos de derecha que están por la supremacía de los dominadores. Sus propuestas pueden parecer populares pero encierran necesariamente un engaño ya que sus intereses son contrarios a los interese populares.

Los grupos de derecha también pregonan muchos cambios pero no para hacer justicia sino para mejorar las injusticias perfeccionando el sistema de dominación y no para el cambio estructural que nos libere de la dominación. Así por ejemplo proponen para combatir la delincuencia aumentando los gastos represivos (más policías, más equipamiento, más fiscales, más jueces, más locales, más vehículos, etc.). Es decir no van a las causas del problema social de la delincuencia sino a combatir lo que es producto del sistema pero sin parar la fabricación de delincuentes.

Estos criterios solo consiguen sobrecargar los gastos presupuestales represivos crecientes con lo cual se tiene que recortar los fondos destinados a la producción de alimentos e inversiones para el desarrollo. Los grupos de izquierda no deberían utilizar el mismo enfoque de la derecha para la cual los problemas sociales se combaten con mayor represión. Entonces cuando un grupo de izquierda propone lo mismo que la derecha, nuestro pueblo no podrá ver la diferencia. Revisen las propuestas electorales y verán la similitud en algunos puntos.

Para cada problema puede haber el mismo diagnóstico pero lo que nos diferencia de la derecha es que nuestra interpretación tiene un enfoque socialista estructural y por lo tanto, claramente diferente. Tampoco se trata de formular propuestas con el lenguaje clásico de izquierda, que nuestro pueblorepudia porque ya está harto de la repetición de dogmas huecos y ajenos a la realidad cotidiana. Simplemente, se trata de identificarnos con las demandas populares en su propio leguaje sin estereotipos extraños a su problemática.

La temática da para más pero me he extendido demasiado. Espero que estos planteamientos motiven otras contribuciones con mejores ideas en favor de nuestra causa y podamos ver a nuestra selección de izquierda desempañar un papel decoroso en la campaña electoral.

Agosto 2015

La puneñidad de María Rostworowski

Written by admin on . Posted in Actualidad

mariarostorowski

Escribe: Guillermo Vásquez Cuentas

La Sala José María Arguedas de la Feria Internacional del Libro 2015, que se realiza en Lima, se vestirá de gala el 31 de julio. Allí, el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) presentará cinco libros de la etnohistoriadora María Rostworowski, como un homenaje a los cien años de vida que ella cumplirá el próximo 8 de agosto. Además, los organizadores han creado una sala denominada “María Rostworowski: 100 años haciendo historia en el Perú”, en la que se exponen sus libros y muchos documentos sobre su vida.

Sabido es que María Rostworowski ha alcanzado un posicionamiento intelectual fulgurante entre los estudiosos e investigadores de la cultura andina en general y del incario, en especial.

Sobre su vida y obra se ha escrito mucho. Varios libros y ensayos, así como decenas de entrevistas y artículos, pueden verse en bibliotecas y librerías. Entre todo ello y solo a manera de ejemplo, destacan: “Arqueología, antropología e historia en los Andes: Homenaje a María Rostworowski”, publicado por el Banco Central de Reserva del Perú en 1997, con varios ensayos sobre nuestra historiadora; el discurso de Franklin Pease, “María Rostworowski y la Etnohistoria en el Perú”, en ARGUMENTOS del IEP, setiembre de 1996; lo escrito por Nelson Manrique; el artículo “100 años de vida dedicada a investigar la Historia del Perú” en diario La República 25Jul15; el artículo “La Dama de la Historia” de Luis Millones en El Comercio de 11Jul15; y muchos otros artículos y entrevistas concedidas por la historiadora, todos pletóricos de juicios de valor encomiásticos a su personalidad y a todo lo que ha hecho por el Perú y su historia.

Remitimos a nuestros lectores interesados a recurrir a esas y otras fuentes, si buscan conocer con más profundidad la obra total de esta personalidad intelectual descollante. Por nuestra parte, aquí queremos presentar solo señalados datos de carácter privado, humano, sobre algunos pasajes de su vida familiar y sobre su ascendencia materna.

LA AFIRMACIÓN DE SU IDENTIDAD PERSONAL

En el prefacio que aparece en su celebrada, extraordinariamente difundida y varias veces reeditada “Historia del Tahuantinsuyu”, en el cual expresa sus reconocimientos a quienes aportaron a esta obra, María Rostworowski relata que su esposo Alejandro Diez Canseco la indujo a investigar y confiesa que, gracias a ello, “…mi identidad tiene… profundas raíces andinas”. “Alejandro me ayudó –refiere- a buscar raíces. Viajamos por el Perú, apoyó que estudiara a los incas, que haga una biografía de Pachacútec”.

“Mi padre era aventurero y le gustaba lo nuevo, lo exótico; para él el Perú era algo totalmente distinto. Mi familia materna estaba afincada aquí… He sido concebida en los Andes, en Puno; creo que de ahí viene ese profundo sentimiento andino que tengo…”, ha sostenido con firmeza.

En esa toma de posición personal identitaria ha sido y es desde hace mucho, no solo coherente sino también constante. “Yo soy la chola polaca”, dijo en una entrevista realizada por el periodista del diario La República, Luis Arriola, y publicada en ese medio el 4 de noviembre de 2007. Dijo también: “…yo me digo a mí misma ‘la chola polaca’, pues soy chola, somos cholos, y no hay nada despectivo en esa palabra, hay que quedarse con lo afectivo: ‘cholito, cholita’”, proclamó y recomendó.

El hecho de reconocerse mitad peruana (de sangre puneña) constituye una opción de identificación con las grandes mayorías poblacionales del Perú, y constituye también un ejemplo crítico a quienes –particularmente miembros de la comunidad intelectual de nuestro país-, están lejos de manifestarse del mismo modo, lo cual se explica por los condicionamientos que impone el racismo estructural que campea en la sociedad peruana.

En esa línea, “muchos le aconsejaban –refiere Arriola- que ‘dejara de estudiar indios’ y que mejor estudiara la ‘Conquista’ o la República, pero ella no se amilanó”, pese a que la pituquería capitalina le decía, tal como ella lo cuenta, “¿el mundo andino? ¿qué es eso?”. Y también, con cara de asco: “¿estudias indios?”

“Todas las razas son mezcladas, pero cholos solo somos nosotros”, dijo en otra entrevista que le hizo Francisco Tumi (El Comercio 22 de julio 2007). “No hay razas puras, como pensaban los nazis –dijo en otra oportunidad- todos somos mezclados. Pero cholos solo somos nosotros. Un chileno no es cholo. Será lo que quiera ser, pero no es cholo. Los peruanos nos distinguimos por eso”.

Señaló que la celebración del Día de la Independencia del Perú, “debe servir para que los peruanos se independicen de ellos mismos”, en el sentido de que es necesario sacudirse de ese complejo inducido a los peruanos desde niños, con eso de que todo un imperio fue conquistado por un puñado de españoles. “Nos falta ser conscientes de nuestra identidad, hay muchos prejuicios que resolver”, expresó en otra ocasión.

INFANCIA Y FAMILIA

“Toda mi familia es desde hace mucho tiempo puneña”, dijo durante la entrevista que le hiciera Rafael Varón Gabail (En “Arqueología, Antropología e historia en los Andes…” ya citado). “No sé cuándo vinieron los Tovar al Perú, pero creo que fue en el siglo dieciséis. Luego, en la época de Túpac Amaru, mi tatara, tatara abuelo dio cincuenta pesos ensayados y des­pués otros cincuenta pesos para no ir a debelar la insurrección. Y des­pués hizo fortuna llevando recuas de Puno hasta Tucumán y también charqui y chalona”, contó después de retratar a su madre como “una persona muy dulce, muy criolla, que no tenía carácter… nada moderna, no aprovechaba Europa y reclamaba el Perú”.

Agrega, después: “Mi abuelo Agustín Tovar fue uno de los primeros peruanos que se graduó de ingeniero agrónomo en los Estados Unidos y fue uno de los funda­dores de La Molina. Era un hombre muy em­prendedor. Perteneció al Partido Civilista: fue senador por Puno y Presidente del Senado, donde se encuentra su retrato. Compró hacien­das en Jauja y es justamente yendo a ellas que le dio pulmonía o pleu­resía, no sé, y murió un mes o dos antes de que yo naciera… El hermano de mi madre, Fernando Tovar, era un experto en cine y teatro; tenía las primeras cintas que se hicieron y una bibliote­ca inmensa de teatro”.

RELACIÓN GENEALÓGICA

Para una cabal comprensión de esta relación genealógica, es preciso diferenciar las generaciones mediante la siguiente codificación: I, A, 1, a.

Se tiene conocimiento que su antecesor más lejano conocido fue Don Martín de Tovar y Ponte[1], venezolano, hijo del Conde Tovar y María Manuela de Ponte y Mijares, primo de Juan Vicente de Bolívar y Ponte (padre del libertador Simón Bolívar). En 1796, Don Martín contrae matrimonio con Rosa Galindo y Pacheco, no siendo posible establecer hasta ahora cuáles fueron los hijos de ese matrimonio, pero sí de uno de sus nietos[2]:

I. Fernando Tovar[3] que nació en Puno hacia 1839 y casó con una dama N. Arce, matrimonio en el que nacieron:

A. Venancio Tovar y Arce, nacido en Usicayos, casó con Guillermina Calvo, fue -entre otros-, padre de:

1. Matilde Tovar Calvo, que casó con Avelino Dueñas. Fruto de este matrimonio nació:

a. Benjamín Dueñas Tovar, escritor puneño, natural de Macusani, Carabaya. ”Nació en Crucero, autor de muchas obras inéditas, pero tan solo pudo publicar su obra revolucionaria “La Venganza de Manusto”.

2. Miguel Tovar Calvo, cura mercedario de amplia trayectoria en la iglesia[4].

B. Manuela Tovar y Arce, que se casó con José Manuel Laso Gonzales, (hermano entero del históricamente notable Benito Laso). Tuvieron entre sus hijos a:

1. María de los Santos Laso Tovar, quien se casó en 1861 con Vicente Cuentas Zea. Este matrimonio tuvo tres hijos:

a. Mariano Vicente Cuentas Laso (Abuelo del autor de este artículo)
b. Juan Crisóstomo Cuentas Laso; y,

c. María Cuentas Laso

2. Mariano Laso Tovar

3. Catalina Laso Tovar

C. Lorenzo Tovar y Arce, que fue Coronel de Milicias, Prefecto de Puno en 1859-1860 que se casó en 1868 con doña Agustina Aguilar[5]. Frutos de este matrimonio fueron:

1. Enrique Tovar Aguilar (que casó con N. Carrillo),

2. Carmen Tovar Aguilar (de Castañeda),

3. Carlota Tovar Aguilar (de Albertis) y

4. Agustín Tovar Aguilar, quien nació en Vilque, Puno[6]. Fue destacado activista político del Partido Civil liderado por Manuel Candamo, con gran influencia en la época. Fue prefecto de Puno en 1881, 1882 y 1898, Alcalde de Puno en 1885 y 1892[7]. Senador por Puno, llegó a presidir el Senado y ejercer el cargo de Ministro de Gobierno, presidiendo el Gabinete Ministerial en 1907 durante el gobierno de Manuel Candamo. El Congreso “lo renunció” violando con gran escándalo su propio reglamento, por el hecho de haber manifestado que “las juntas departamentales marchaban al garete” (Jorge Basadre, “Historia de la República del Perú”, Ed. La República-U. Ricardo Palma, Tomo 10 pág. 2461.) Hacia fines del siglo XIX, entabló dura lucha política en Puno contra los latifundistas azangarinos Lizares Quiñones del Partido Constitucional, cacerista7.

Agustín Tovar Aguilar se casó con la dama puneña Edelmira del Valle, con quien tuvieron dos hijos, primos segundos de los hermanos Cuentas Laso:
Fernando Tovar del Valle (sin datos sobre matrimonio y prole)
Rebeca Rita Tovar del Valle, que se casó con el polaco Jan de Rostworowski, padres ambos de:

1) MARÍA ROSTWOROWSKI TOVAR DE DIEZ CANSECO, destacada historiadora peruana, que por todo lo expuesto es hija, nieta y bisnieta de puneños.

[1] Wikipedia (enciclopedia de Internet) dice que Martín Tovar y Ponte fue bautizado como “Martín Antonio José Francisco Ignacio Bruno Nicolás Damián de la Madre Santísima de la Luz Tovar Ponte”. Nacido en Caracas el 27 de setiembre de 1772 en el seno de una familia de la elite criolla venezolana, siendo su padre el conde de Tovar y su madre María Manuela de Ponte y Mijares. Fue un estadista, parlamentario, destacado dirigente político de la guerra de la Independencia. Fue integrante de la Junta de Gobierno de 1810, del Congreso Colombiano de 1811. Muere en Caracas el 26.11.1843.
2 Se le conoce un sobrino: Manuel Felipe de Tovar (1803-1866), también prócer colombiano, olvidado por la historia oficial de ese país, según Miguel Hurtado Leña, historiador y profesor-investigador de la Universidad Central de Venezuela, http://venezuelaysuhistoria.blogspot.com/

3 El intelectual carabaíno Benjamín Dueñas Tovar, en su artículo “FRAY MIGUEL TOVAR”, publicado en la Revista del Instituto Americano de Arte Nº 7, Puno 24 de abril de 1961, p.29, dice sobre Venancio Tovar: “Llevaba en sus venas sangre de próceres, pues era descendiente en línea recta del prócer venezolano don Martín Tovar y Ponte”. Dueñas cuenta que cuando Antonio Raymondi visito la provincia de Carabaya, Venancio Tovar era Gobernador del Usicayos, y como tal prestó las facilidades a su alcance al científico italiano.
4 Sobre el Reverendo padre Miguel Tovar Calvo, en el folletín “Carabaya” editado en Lima, 1990, por el profesor Oscar Lino Añasco, se lee lo siguiente: “…hijo de Benancio Tóvar (sic) y doña Guillermina Calvo. Nació en Usicayos el 24 de setiembre de 1875, estudió en el Cusco, se ordenó de mercedario, fue profesor de filosofía, de teología y cánones. Desempeñó la comendatura de la provincia de Lima. En 1893 fue Vicario Provincial y Representante de la Santa Sede en el Perú. Comisario General en el convento de la orden en el Ecuador. Secretario General en roma, Visitador y Vicario General en el Perú”.
Ver también, de Benjamín Dueñas Tovar: “Fray Miguel Tovar, Puneño Ilustre”, en Revista del Instituto Americano de Arte de Puno, N° 7 pág. 29).
Ver además Alfonso Torres Luna PUNO HISTÓRICO p.248 en donde se trascribe literalmente la Biografía de Miguel Tovar aparecida en el diario “El Deber” de Arequipa, edición de 30 de abril de 1921.

5 Benjamín Dueñas menciona otras ramas Tovar que no es posible ubicar: Bezada Tovar, Bueno Tovar, Santistevan Tovar, Peña Tovar, Monje Tovar,

Málaga Tovar.

6 La tradición familiar consigna que nació en Vilque accidentalmente, durante una de las famosas ferias anuales que había en ese lugar durante la colonia.
De él Torres Luna p.258, dice “figura notable de la política peruana. Senador por mucho tiempo por el departamento. Fue a Estados de América para estudiar ingeniería. Regresó a Puno de donde al poco tiempo fue nombrado Prefecto y después electo diputado por la provincia de la capital. Siendo Senador, en la legislatura siguiente llegó a ser Presidente del Gabinete, siendo Ministro de Hacienda. Después fue nombrado Ministro de Fomento, de Gobierno y de Guerra. Fundador del balneario de La Punta, cerca al Callao, director de la Sociedad de Beneficencia de Lima, fundador de los campos Ensayo Agrícola de Santa Beatriz de Lima, así como de la Escuela de Agricultura de la misma capital. Su situación parlamentaria fue notable cuando se opuso a la celebración del contrato Grace.”

7 Angelino Lizares Quiñones en su folleto “La Mancha que Limpia”, (1903) lo cita en la Pág. 106, Compilación de la Gran Fraternidad Universal de Puno (masones). Cuenta que fue el único enemigo político que tuvo en Puno, pero que enemistad terminó cuando se produjo el pacto entre los partidos Constitucional y Civil.